Una prenda peligrosamente femenina

El corset es indiscutiblemente una prenda femenina  con siglos de historia pero que a pesar de su larguísimo pasado sigue cumpliendo la misma función ; moldear y realzar el cuerpo de la mujer.
La primera figura que encontramos en la historia es la diosa de las serpientes en el año 1600 a c. En la isla de Creta. Allí las mujeres utilizaban el corset para afinar la cintura y resaltar el pecho mientras que en Roma lo usaban para disimularlo.
En Francia el canon de belleza exigido por las cortes llevaba a las mujeres al desmayo por asfixia al estrangular sus cinturas para conseguir los 50 centímetros de contorno.
Utilizado por la medicina para corregir y curar lesiones e incluso en los años 20 por mujeres para ocultar sus curvas y reclamar el derecho al voto.
La moda actual reinventa esta prenda adaptando los tejidos y colores a cualquier estilo conservando la esencia para el que fue creado.
Podemos encontrarlos en la alta costura o lencería y en un mercadillo callejero.
Yo hoy os muestro uno alegre y juvenil, de la tienda Denegro en Mérida ,en color rosa chicle con estampado de flores ideal para combinar con leggins o vaqueros para el día o la noche muy cómodo , femenino  y atrevido.
Los complementos son creaciones exclusivas de Azrael G Cerrato para esta original tienda donde podrás encontrar gran variedad de corsets solo tienes que elegir el tuyo.
Espero que os haya gustado mi post de hoy y nos vemos la semana que viene.
Por último agradecer a mi amiga y bloguera delivission el compartir conmigo sus descubrimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *