DESDE TUS PUPILAS

Como un río de tinta negra surcando mis mejillas escapaban los litros de sombras de mis retinas.

Ahora que mis ojos no pueden ver contemplo los amaneceres con todo su esplendor. 

Ahora que mis ojos no pueden ver observo los colores de tus palabras, el aleteo de tu sonrisa, el calor de tu corazón.

Ahora que no puedo ver por fín te veo,  te veo a tí que has estado siempre a mi lado, siendo mi fiel compañero en mi larga y lenta transición.

Te veo a ti que cogiste mi mano en las sombras , a ti que bailabas sujetando mi brazo, a ti que me ayudaste a vivir …

Ya no veo aquellos que en el camino me dejaron sola y no supieron caminar a mi paso, ellos ya no están.

 

Ahora que mis ojos no ven, veo a través de vuestros ojos que durante tantos años me habéis prestado en silencio y con tanto cariño .

Ahora que mis ojos no ven puedo sentir las estrellas, escuchar cantar los ríos, saborear vuestras risas… ahora tú eres mis ojos.

 

Hoy es el día internacional de la Retinosis Pigmentaria y como ya sabéis yo padezco esta enfermedad hereditaria y degenerativa por la cual ya no veo por el ojo izquierdo y por el derecho veo en túnel, no tengo visión nocturna y tengo fosfenos y manchitas en mi retina.

El camino a la ceguera es duro y bastante cruel algunas veces, pero si algo he aprendido en este trayecto es que la mejor arma para combatir el oscuro destino es rodearse de personas que te quieren .

Hoy mi entrada la dedico a todos aquellos que desde que me conocen han agarrado fuerte mi mano para que no me caiga, a todos aquellos que me han ayudado a realizar mis sueños, mis inquietudes y mis proyectos.

Gracias por ser la luz en mis sombras, por dejarme ver a través de vuestros ojos y por apoyarme y darme tanto cariño.

 

GRACIAS POR SER PARTE DE MI VIDA .

Gracias Alfonso Ordoñez por captar en una imagen todo aquello que quiero expresar con miles de palabras. Por ser parte de los proyectos más bonitos de mi vida y por darme la oportunidad de formar parte de los tuyos.

21 thoughts on “DESDE TUS PUPILAS

  1. “Prefiero ser un loco que nada en el lago de la felicidad a un cuerdo que se ahoga en el pantano de la amargura”

    A veces se nadamos, otras casi nos ahogamos pero el merito está en salir a flote con una sonrisa. Esa eres tú

  2. Gracias a ti por devolverme las ganas de vivir y de asumir esta mierda de enfermedad. Cada vez que te veo cojo fuerzas para seguir y te agradezco que nunca me hayas dejado. La gente te quiere por todo lo que vales.

  3. Más de diez años visitando a mis abuelos y siempre con una gran sonrisa. Has cambiado nuestras vidas y la has llenado de magia. Estamos contigo siempre y a todas aquellas personas que en algún momento no te hayan tendido tu mano algún día se darán cuenta de que han perdido la oportunidad de rozar a un ángel. Te queremos estrella.

  4. Gracias te damos nosotros a ti por tu gran labor y por tu gran ayuda y no sólo en lo que haces sino también en lo que trasmites que también sirve de ejemplo para muchos. Te mereces un gran reconocimiento a tu labor y sabes que siempre cuentas con miles de manos.

  5. Desde niña ya has traído alegrías y fuerza a tu entorno. Tu barrio te quiere por todo el bien que haces por cada vecino. Nunca has dejado que nadie caiga y nunca dejaremos que caigas tú. Gracias por estar en nuestras vidas.

  6. Como oftalmólogo veo a diario a decenas de personas en tu situación pero he de felicitarte porque eres de las pocas personas que me han sorprendido en mi trayectoria por toda esa energía y capacidad de lucha. Tu sonrisa y tu entusiasmo son únicos. Enhorabuena porque detrás de tacones de dálmata está la gran Nuria Ruiz García.

  7. Qué bonito. Ya sabes que siempre he pensado que eres enorme, demasiado intensa, incluso. Cáceres sería muy diferente con más gente como tú (para bien, obviamente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *