ERA UNA TARDE NARANJA

Era una tarde gélida y tranquila, una brisa helada jugaba entre las ramas de los naranjos.

Silencio,

Era tal el silencio que al cerrar los ojos podía escuchar el crujir de las hojas al otro lado de la sierra.

De vez en cuando un ladrido de aquel canino travieso rompía la paz del momento sereno e hipnotizante.

Todos los ruidos de mi cabeza se esfumaban con el humo de la chimenea dónde calentaba mis manos y mis pensamientos.

 

Y al caer la noche me arropé con su manto de estrellas mientras escuchaba la dulce nana del mecer de los castaños.

No es un sueño, aunque he pensando en algún momento que si lo era… pero no es un sueño… Es la magia de la Sierra.

Hoy os cuento mi visita a la Casa Rural el Pilar situada en Acebo ( Sierra de Gata).

Acebo está situado en pleno corazón de Sierra de Gata lo que le convierte en un enclave ideal para conocer la Sierra sin recorrer largas distancian. Piscinas naturales para disfrutar en primavera- verano y parajes de bosques de ensueño para disfrutar del otoño e invierno.

Tradiciones, gastronomía, naturaleza, fiestas populares para ofrecer a los visitantes un turismo rural de calidad.

La cabañas están equipadas con todo lujo de detalles conservando el ambiente rústico, con amplios jardines de naranjos, piscina ecológica de agua salada y parque canino con piscina exclusiva para mascotas.

Visita su web en

http://www.casaruralelpilar.com/

Fotografía Ángel García

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *