CATA A CIEGAS EN A FALA OCIO

Once comensales a ciegas y miles de sensaciones por experimentar.

Uno de los eventos con los que más disfruto y que más me gusta organizar son las catas a ciegas.
Los participantes además de pasar una velada diferente y entretenida potencian el resto de los sentidos para degustar y saborear texturas diferentes.
Todos los comensales con los ojos vendados  también empatizan con las personas ciegas y sus dificultades en acciones cotidianas como comer fuera de su hogar.
Cuándo cierran los ojos y ven que existe un mundo diferente para miles de personas  conciencias y sensibilizas a aquellos que por un rato experimentan la ceguera.
Esta vez he colaborado con Nacho Trevejo y su empresa A Fala ocio en Sierra de Gata.
Él ha sido el encargado de elaborar está velada guiada  para once asistentes.
gracias a Nacho Trevejo por ceder su bodega situada en San Martín de Trevejo “Boiga A Fala” por organizar y dirigir una cata tan especial no solo para mí sino para todos los que asistieron a ella.
Si quieres formar parte de la siguiente y disfrutar de los manjares de nuestra región puedes escribir a taconesdedalmata@gmail.com.
No te pierdas una experiencia única en un ambiente agradable y dónde además puedes aprender a ayudar a personas con ceguera y baja visión.
También puedes solicitarme información para organizar una cata a ciegas o sordociega y ofrecer a tus clientes una opción diferente.



  1. Los comensales degustan canapés y aperitivos con sabores explosivos e intentan averiguar que están comiendo.


    Al estar a ciegas agudizas 

    otros sentidos y experimentas que siente una persona ciega.
    Ponerse en su lugar es la mejor manera de aprender a ayudar.

    Todos coinciden en las sensaciones al verse privados de visión y acaban la cata con ganas de volver.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *