Color árabe

Quizás esta sea la experiencia más apasionante que he vivido jamás.
Amo cada rincón de Marruecos, sus gentes, sus costumbres, su idioma…
La luz, el color, la hospitalidad, los sabores, olores, los corazones blancos…
Así es Marruecos y así es su pueblo.
Tengo el honor de experimentar y aprender todo sobre ellos desde el interior del alma.
Próximamente todo sobre Ramadán vivido desde mi experiencia junto con grandes personas que han abierto sus casas para mí.¡Una extremeña en Ramadán!

Al caer la noche las puertas de sus casas se abren para cenar manjares típicos de la cocina árabe, dátiles, leche, dulces… Y todo rodeado de solidaridad y cariño.

 

La fotografía es de mi último viaje a Casablanca donde visite a la gran pintora khadija Elfaroukik y a su familia.
Gracias a Sabir Hadi Mallou por ser mi guía y mi apoyo en este proyecto.
Os avanzo mucho más en unas semanas dónde os contaré mis próximas aventuras en Marruecos junto con las personas que allí me hacen sentir de su familia.
Vestido➡️ Khadija Elfaroukik

Fotografía 📸 Sabir Hadi Mallou

Cada rincón de su casa es una obra de arte creado por ella consiguiendo rincones mágicos y evocadores
Khadija es una artista polifacética, confecciona vestidos como el que llevo en la foto, pinta, decora… Es creativa, colorista y muy vitalista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *